Nutrición en hipertensión


Nutrición en Hipertensión

Creado el 29/09/2014

 

La Federación Mundial del Corazón con el apoyo de la OMS y la UNESCO ha designado el día 29 de septiembre como día Mundial del Corazón.

Las enfermedades cardiovasculares se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos, entre ellos las cardiopatías coronarias (infartos cardíacos), las enfermedades cerebrovasculares (apoplejía), la hipertensión arterial, las vasculopatías periféricas, las cardiopatías reumáticas, las cardiopatías congénitas y la insuficiencia cardíaca.

Las principales causas de enfermedad vascular son el consumo de tabaco, la falta de actividad física y una alimentación poco saludable.

 

En esta edición compartimos contigo recomendaciones de Nutrición en Hipertensión Arterial

La hipertensión arterial es un problema de salud pública que puede afectar a todas las edades. Es conocido como el ¨asesino silencioso¨ ya que generalmente no presenta síntomas, aunque  podría manifestarse en el paciente como dolor de cabeza, zumbido de oídos, mareos, etc. La nutrición en el paciente con presión alta es muy importante y se basa  en la modificación de estilos de vida, lo que incluye  pérdida de peso (en caso el paciente se encuentre con sobrepeso u obesidad), restricción de sodio, consumo de vegetales y frutas.

La dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) consta de estos grupos de alimentos:

- Verduras.
- Frutas.
- Cereales integrales.
- Carnes magras.
- Lácteos descremados.
- Nueces y semillas.
- Grasas y aceites.

Esta dieta nos permite que la alimentación sea rica en potasio, magnesio, calcio, fibra y reducida en grasa total, grasa saturada y colesterol.

¿Ha escuchado hablar de la sal invisible? Es la sal que no se ve, y muchas veces tampoco se siente al gusto, pero que se encuentra en diferentes alimentos de consumo frecuente (pan, galletitas dulces o saladas, quesos, etc.), por lo que constituyen el principal ingreso de sal y muchas veces responsable de que la presión arterial no se controle.


Recomendaciones nutricionales:

- Reduzca y/o elimine el consumo de sal en la preparación de sus alimentos.

- No agregue sal a los alimentos ya preparados; retire el salero de la mesa.

- Evite los alimentos procesados ricos en sal, como por ejemplo: Carnes saladas, soasadas, embutidos.

- Carnes y pescados en conserva o enlatados .

- Quesos amarillos, duros y madurados.

- Frutas y verduras en conserva.

- Galletitas saladas .

- Alimentos conservados en sal: aceitunas y encurtidos. (si desea consumirlos realice un previo lavado antes del consumo).

- Cremas y sopas instantáneas.

- Dentro de la gama de condimentos, los siguientes deberán ser evitados: sal, cubitos de caldo, sazonadores en polvo, sillao.

- Para darle gusto a sus comidas, reemplace la sal utilizando especias o hierbas aromáticas (orégano, romero, eneldo, tomillo, etc), ajo fresco o cebolla, etc.

- Si desea marinar las carnes puede utilizar, vinagre balsámico, aceite de oliva, ajonjolí, etc, le aconsejo que antes de cocinar marine la comida con sus condimentos por algunas horas y/o agregue especias al final.  El resultado es mucho mejor en cuanto a gusto y olor.

-  Si va a comer en la calle sugiera que a la preparación de su plato no le agreguen sal.

- Lea las etiquetas nutricionales de los alimentos que compra, tenga en cuenta siempre el sodio.

- Busque nuevas recetas donde incluyan alimentos con poca sal.

Es muy importante llevar una alimentación sana y tener un tratamiento adecuado para la hipertensión es por eso que la dieta juega un papel importante, la reducción de la sal y grasas saturadas, control de peso, actividad física y moderación en el consumo de alcohol.