Cuidado de la salud oral en el adulto mayor


Cuidado de la salud oral en el Adulto Mayor

Creado el 01/05/2015

 

El paso de los años, causa frecuentemente cambios en la boca de todas las personas. Estos cambios que conllevan al aumento de la incidencia de caries dental, pueden incluir:
  • Requerir mayor esfuerzo para mantener los dientes sanos y limpios.
  • Formación de Placa Bacteriana que se desarrolla con mayor velocidad que en personas jóvenes.
  • Las restauraciones antiguas, tienden a quebrarse y filtrarse, permitiendo aún más la acumulación de placa y mayor dificultad para realizar la limpieza de los dientes, conjuntamente con la pérdida de destreza manual para un correcto cepillado.
  • Los dientes se pueden tornar más oscuros.
  • Se desarrolla con mayor rapidez enfermedad en las encías.
Enfermedad de las Encías


Las bacterias que se encuentran en la placa bacteriana producen toxinas que inflaman las encías y causan que el tejido de la encía se separe del diente y forme bolsillos llamados “bolsas periodontales”.
Si estas bolsas no son tratadas a tiempo, pueden producir sangrado, supuración y daños en el hueso de soporte y dar como resultado la pérdida de dientes por la excesiva movilidad dentaria.
Las dentaduras postizas desadaptadas, la pobre higiene oral, la falta de destreza en el cepillado bucal, algunas enfermedades sistémicas como la diabetes y algunos medicamentos que toman las personas pueden agravar la enfermedad.
 
A medida que la enfermedad de las encías avanza, se va perdiendo soporte de hueso y por consiguiente las raíces se van quedando expuestas, es decir la encía se retrae de los dientes y esto conlleva a que se presente una mayor sensibilidad en las raíces a las temperaturas y exista una mayor propensión a la caries dental.
Además al retraerse la encía, los dientes dan la apariencia de ser más largos, perjudicando notoriamente la estética.
 

Sequedad Oral
 
La saliva es un protector natural de la boca, contiene minerales que fortalecen la estructura dentaria, remueve la placa y los restos alimenticios y mantiene húmedos los tejidos orales.
La sequedad de la boca es causada por una disminución en el flujo y esto puede ocurrir, por trastornos médicos, medicación regular que toman algunas personas, como antihistamínicos, descongestionantes, diuréticos o por tratamientos con radiación en la región oral.
Cuando todo esto ocurre, la salud oral puede deteriorarse rápidamente.
 
¿Cómo mantener una boca saludable?
 
Básicamente, utilizando buenos hábitos de higiene, controles periódicos y adoptando medidas preventivas.
 
Visite a su dentista regularmente
El buen cuidado de la higiene oral en el hogar, puede ayudar a reducir y controlar la formación de la placa bacteriana, pero a pesar de  todos los cuidados, no previene totalmente la formación del sarro (placa blanda calcificada).
El uso diario y constante de pastas dentales fluoradas y otros productos, recomendadas por su dentista, fortalecerán la estructura dentaria.
 
El oscurecimiento de los dientes con el paso de los años puede tener un tratamiento estético, mediante las opciones de tratamientos de blanqueamiento que le sugerirá su dentista.
 
Reemplazar piezas dentarias perdidas, mediante dentaduras artificiales, implantes y otro tipo de restauraciones, pueden llevar a tener una buena masticación, una mejor relación dentaria y mantener una estética ideal.
En los frecuentes controles preventivos, su dentista podría diagnosticar enfermedades que requieran de atención médica, como señales tempranas de Diabetes, Cáncer Oral, Micosis y otras más.
 
Mediante la prevención y los controles preventivos podemos llegar a una edad avanzada, conservando una buena función masticatoria y excelente sonrisa.
 
 
Miguel Perea Paz
CD, Mg, Esp. Odontopediatría
 
Fuente: CDA (California Dental Association).